Iniquidades generacionales parte 1

¡Puedes estar sufriendo las consecuencias de los pecados de tus antepasados!


Esta lección  explica  las razones por las que debemos limpiar nuestras líneas de sangre.

Las iniquidad son pecados generacionales , heredados, que están en nuestra línea de sangre. 

En un tribunal de justicia, la familia es responsable de las deudas del padre al fallecer. 

Una demanda es colocada contra la herencia que impide que la herencia sea recibida por la familia hasta que se pague la deuda. 

Del mismo modo, los pecados no confesados y las iniquidades en tu línea de sangre pueden ser utilizados en contra tuya por el acusador en el Tribunal del Cielo para obstaculizar el fluir de las bendiciones hacia ti y tu familia. 




Iniquidades generacionales: parte 2

Esta lección  ahonda en las razones por las que debemos limpiar nuestras líneas de sangre. 

La iniquidad tiene dos caras

La iniquidad se hereda

La iniquidad tiene  frutos (que es lo que vemos) y raíces, que son las que nos cuesta más trabajo identificar.


LA SOLUCIÓN ES:

1. Ponernos de acuerdo

2. Confesar nuestro pecado

3. Arrepentirnos

4. Aplicar la Sangre 

Iniquidades 3: como tomar dominio sobre ellas

Para dominar una circunstancia tienes  que apropiarte de ella. Te pongo ejemplos!

Para dominar una circunstancia tengo que adueñarme de ella. Si no, no tengo  dominio sobre ella. Para arrepentirme de un pecado tengo que asumirlo  como mío.

Iniquidades: La Oración en las Cortes Celestiales

No te puedes perder  este vídeo!

Aquí llevamos las iniquidades generacionales ante la Corte de Misericordia, ante Dios el Juez Justo, con base en el libro de Jackie y Dan Hanselman : Silenciando al Acusador.


Recuerda tomar comunión al final y hacer la oración de cierre (estas oraciones se encuentran en el libro Silenciando al Acusador ). 

Oración de Chequeo Espiritual

Al dedicarte en estas oraciones para tu chequeo espiritual, el SEÑOR limpiará tu vida y te acercará más hacia él. 


En esta oración ante la Corte de Celestial  hacemos una poderosa oración de protección, extraída del libro de Grant Mahoney para renunciar a la Masonería,  y pedimos perdón por haber aceptado la luz falsa, las falsas coronas, la paz falsa, las marcas de otros, y haber cedido nuestro corazón a dioses y guardianes espirituales de oscuridad. Estos pecados son pecados en los que cayeron nuestros ancestros cuando se prometieron ellos y su simiente a las logias masónicas.


Espero que sea de gran bendición para ti